Sobre Mi

Me interesa la capacidad de la arquitectura para emocionar, estimular y enriquecer la vida de las personas que la habitan o usan. Esto lo entiendo unido directamente a la calidad de la arquitectura, sea percibido conscientemente por el cliente o no. Inconscientemente, estoy segura que si.

Cada proyecto intenta dar respuesta a unas necesidades especiales y se gesta, y crece de manera diferente, siempre desde el respeto absoluto al sitio y sus leyes.

Valoro mucho el trabajo de los industriales y su dedicación y esmero en los detalles constructivos. Soluciones obtenidas del sentido común y, en general, de bajas tecnologías, conducentes a realizaciones donde priman los espacios y las formas y un buen comportamiento energético y matérico.